lunes, 9 de enero de 2012

ENTREVISTA: MAXI IGLESIAS

Saltó a la fama en Física o Química y certificó su éxito en Los Protegidos. Maxi Iglesias regresa este martes a televisión convertido en Martín, uno de los protagonistas de Toledo, la ambiciosa serie que arranca en Antena 3 a partir de las 22:30 horas.

El joven Martín, hijo de don Rodrigo (Eduard Farelo), intentará vengar la muerte de su madre y hermano a manos de los musulmanes sin saber que pronto caerá enamorado de una joven perteneciente a esta religión.

"Toledo es la serie donde más retos he tenido. He crecido como actor y como persona, me estoy obligando y exigiendo más que nunca a mí mismo", comenta Iglesias a Vertele.

En "Toledo" trabaja con un elenco de actores de larga carrera profesional a sus espaldas, ¿le impone trabajar con ellos?
No, más que imponerme me motiva. Saber que tengo enfrente a alguien que tiene más experiencia que yo es algo muy positivo. No me importa quedar en un segundo o tercer plano, ya que son artistas que me superan en edad y en carrera.

Es su primer trabajo en una producción histórica, ¿cómo se ha sentido?
El hecho de ser otra época y que llevemos vestuario histórico viene muy bien para meterte mejor en el papel.

¿Se ha asesorado históricamente de alguna manera?
He visto películas que se desarrollaban cerca de la época y he leído algunos libros. A mí la historia me gusta mucho y la parte de Alfonso X El Sabio me atraía bastante cuando la estudiaba. La verdad es que tenía ganas de estar en una serie de este tipo.

¿Le apetecía este cambio de registro?
No tiene nada que ver con mi último trabajo en Los Protegidos. Martín es un chico que tiene que adoptar la madurez de manera muy rápida. De no ser nadie, se convierte en asistente del rey. Es como si te dijeran que tienes que ser el asesor del presidente del Gobierno.

¿Qué es lo que más le ha costado?
La expresión corporal, porque tienes que ser más comedido. Mi personaje entra nuevo en la corte y su actitud será respetuosa, rozando la timidez, aunque es un chico valiente.

¿Cómo es Martín?
Es un buen chico, se quiere enzarzar con los musulmanes porque mataron a su madre y su hermana. Sin embargo, ocurre algo contradictorio porque se termina enamorando de una chica musulmana.

¿Cómo será la relación con su padre, el magistrado don Rodrigo?
Don Rodrigo lo es todo para Martín, pero eso también será foco de conflictos, porque no siempre le reconoce lo bien que hace las cosas.

A pesar de que lleva varios años trabajando, ¿sigue temiendo las críticas?
Siempre las va a haber. Siempre va a venir gente a decirme que hago lo mismo que en Física o Química, aunque también habrá quien me diga que estoy mejor que en mi anterior papel.

¿Cree que le beneficia estar en una serie histórica?
No, porque lo importante es actuar bien. No te puedes escudar en que llevas barba y estás vestido de época.

¿Cómo se valoraría a nivel interpretativo?
Tengo 20 años y aún estoy aprendiendo. No tengo ninguna prisa.

¿Nota la evolución desde que comenzó en "Física o Química"?
Lo que más me gusta es el momento en que llega un personaje nuevo y te plantea retos nuevos. Toledo es la serie donde más retos he tenido. He crecido como actor y como persona, me estoy obligando y exigiendo más a mí mismo.

Ha estrenado la película "XP3D", ahora lanza "Toledo" y en febrero llegará a la gran pantalla “El secreto de los 24 escalones”, ¿está en su mejor momento?
Es un privilegio total. Estoy encantado de que me den la oportunidad de seguir trabajando. Es un gustazo. 'El secreto de los 24 escalones' es una serie que rodamos a finales de 2010 y hasta ahora no se ha podido estrenar. Es otro personaje muy diferente a lo que es Toledo.

¿Tiene algún otro proyecto?
Estamos centrados en Toledo porque aún nos queda bastante por grabar y nos lleva mucho tiempo. Hoy en día nadie puede pensar en el futuro. Mi futuro es mañana y en lo que estoy centrado es en Toledo, que es lo que me llena. Y si algún día me tocara dejar de trabajar, lo vería normal porque llevo 4 años trabajando de manera ininterrumpida.

¿Se siente afortunado?
Sí, totalmente. Estoy orgulloso porque no es fácil y hay mucha gente que se queda por el camino. Estoy muy agradecido a la productora, a la cadena y al público que nos deja seguir trabajando.